Desde la noche y madrugada del sábado, el viento que superó los 90 k/h, ha causado muchísimos problemas en toda la comarca de la Marina Alta. El problema más grave afortunadamente atajado a tiempo fue un incendio en una parcela del Portixol en Xábia. No fue el único y en Pedreguer, Benitatxell y otros municipios cercanos a Pego, han sufrido otros conatos igualmente atajados por el cuerpo de Bomberos del Parque de Dénia que se han tenido que multiplicar. Las competiciones deportivas y otros eventos festivos igualmente se han tenido que suspender a la espera, según el pronóstico, que entrada la tarde del domingo, el viento, cola de la borrasca llamada HUGO vaya amainando.