Los autobuses no podrán entrar en la nueva estación de autobuses porque la entrada es demasiado estrecha para poder girar. Así lo afirma Sergio Benito, portavoz municipal de Ciudadanos que ha tenido que esperar tres semanas para que el equipo de gobierno le diera acceso al expediente y poder comprobarlo.

“El proyecto original no ha tenido en cuenta las limitaciones de giro de los grandes autobuses y es imposible que entren por la puerta conforme se ha proyectado”. Benito ha asegurado que se trata de un error de bulto del proyecto que sin embargo, no ha sido detectado en ninguna de las supervisiones obligatorias del proyecto. Peor aún, en la obra no se ha hecho ninguna rectificación pese a que puede comprobarse a simple vista. El concejal, ha retado a los técnicos responsables a que hagan la prueba de hacer entrar un autobús y a que corrijan antes de que la obra termine sin que cueste más dinero a los dianenses.

Benito ha explicado que en las últimas semanas, profesionales del transporte ya habían advertido a miembros del equipo de gobierno cuya respuesta ha sido que no se puede cambiar nada hasta que no termine la obra. Según Ciudadanos, la ley indica una obra tiene que ser viable desde su proyecto y existen procedimientos para corregir errores durante la ejecución.

El portavoz de C’s ha lamentado la actitud intransigente del equipo de gobierno: “es increíble que el equipo de gobierno haya sido incapaz de detectar este problema a tiempo y darle una solución, pero lamentablemente da la medida exacta del grado de desconocimiento y cerrazón que se gastan en obras y urbanismo”.