Es evidente que la Diputación de Alicante está cumpliendo con el Plan de Obras y Servicios d para 2018-19 que contempla 14 actuaciones en la comarca de la Marina Alta.

Son estas actuaciones las que se desarrollarán en 14 municipios fundamentalmente del interior. Como ejemplos la piscina de Lliber o la Casa de Cultura de Beniarbeig. Pero también contempla la urbanización de calles. Aquí ha habido su polémica porque el municipio de Calpe, de donde es alcalde el Presidente de la Diputación recibe la mayor cantidad de dotación. El presupuesto será cubierto “solidariamente entre los ayuntamientos de los beneficiarios y el ente provincial correrá con el 85%. esto se traduce en algo más de 3.700.000 euros. Forman parte de un programa que se desarrollará en más de cincuenta municipios de toda la provincia por un montante de 19 millones de euros.

Al margen de este Plan también hay más proyectos destinados a la mejora de viales en Benissa y Ondara entre otros municipios.