Esta mañana la Policía Local ha acompañado a los técnicos de la empresa adjudicataria de realizar el vallado en la polémica finca abandonada de la confluencia entre las calles La Vía y Patricio Ferrándiz. Una vez allí, han comunicado a los ocupas de que debían abandonar la finca puesto que iba a comenzar el trabajo que ha de establecer el perímetro de vallado así como restablecer la seguridad y actuar en aceras y alrededor.