A primera hora de esta mañana varias grúas han llegado a la Escollera Norte de Dénia para extraer los 70 vehículos que han quedado atrapados en el ferri de Baleària Pinar del Río tras encallar la noche del viernes en la bocana del puerto.

Ayer el temporal obligó a suspender durante al menos 24 horas los trabajos para reflotar el buque, por lo que se amarró con cabos para evitar que las olas entorpecieran lo ya adelantado. Aun así, se consiguió extraer todo el combustible y los elementos contaminantes de los depósitos.

Baleària sigue trabajando para que los propietarios de los vehículos tengan, cuanto antes, sus vehículos. Para ello se abrirá la rampa de popa, donde se ubicarán y asegurarán uno a uno los vehículos, se descargarán mediante la grúa y serán trasladados al parquing de la estación marítima. Posteriormente, se llevarán a cabo las labores de estabilización del buque y la preparación para el reflotamiento de este, que lleva a cabo la empresa especializada Ardentia Marine.

Por otra parte, la naviera ha programado el fast ferry Jaume I, que operaba en el Estrecho, para poder realizar a partir de mañana a las 10:00 las conexiones que del Pinar del Río. Así, el Bahama Mama, que las ha realizado durante unos días, vuelve a la ruta Almería-Nador.