En la última reunión de los hosteleros de Dénia ya se barruntaba que serían pocos los negocios que abrirían sus puertas en esta Fase 1. Por un lado el desconcierto de las medidas del distanciamiento, la situación de los trabajadores y otras medidas de seguridad que consideraban inviables.

La foto del día sin duda ha estado en la calle M.de Campo en la que ninguno de los establecimientos han abierto sus puertas y eso que el Ayuntamiento había dispuesto el cierre de la calle para procurar cumplir el 50 por ciento de la ocupación de las terrazas. En otros puntos aislados sí se ha producido la apertura aunque con la confusión especialmente de las distancias entre mesas y sus ocupantes. Entre estos más complicado cuando se trata de cuatro personas para una misma mesa. Como las medidas de higiene que obligan a desinfectar las mesas y sillas después de cada servicio.

Por tanto habrá que esperar la acomodación a las normas y que algunos hosteleros más vayan abriendo puertas en los próximos días aunque muchos emblemáticos de la calle principal de la ciudad ya han comentado que esperarán a la segunda fase.