En una gran operación policial a alta escala, la Policía Nacional ha desmantelado una organización mafiosa de procedencia china que engañaba a mujeres para ofrecerles empleo y con tal fin las traía a España y las obligaba a prostituirse en mayor número en casa de masajes. Igualmente se dedicaban a la venta de marihuana. En la operación se ha detenido a 81 personas, desmantelado y aprehendido más de 20.000 plantas de marihuana que se producían en unas 20 naves industriales del país.

En varias fases de la operación los agentes encargados de la investigación lograron liberar a 13 mujeres todas de origen chino que eran obligadas a ejercer la prostitución en múltiples pisos como en varias poblaciones de la Comunidad Valenciana entre ellos Dénia.