Muchas son las especulaciones que se están haciendo en los últimos días sobre si habrá o no confinamiento total en la Comunitat Valenciana dados los últimos datos sobre el coronavirus en el territorio valenciano.

De momento, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha descartado un nuevo confinamiento domiciliario en la Comunitat Valenciana pese a la presión de sus socios de gobierno de Compromís y Podemos y ha asegurado que «hay margen todavía para llegar a otras medidas» antes de optar al cierre total.

Pese a que desde Compromís pide el cierre de la hostelería y los centros comerciales, así como la prohibición de las reuniones entre no convivientes, para frenar la propagación del coronavirus en al región, el jefe del Consell ha reiterado que «las medidas vigentes son de las más restrictivas de España», es decir estamos viviendo, según Puig, «un semiconfinamiento en la práctica», y que «la prioridad en estos momentos es el cumplimiento estricto» de las mismas, por lo que ha vuelto a señalar la «corresponsabilidad» de la ciudadanía.

«No por aumentar las medidas vamos a aumentar la capacidad de respuesta», ha apuntado Puig, al tiempo que ha puesto en valor el refuerzo en la colaboración entre los sectores implicados, las distintas administraciones y las fuerzas y cuerpos de seguridad. En cualquier caso, esas limitaciones «se evaluarán» en los próximos días y, en función de ese estudio se actuará en consecuencia. Igualmente hay que destacar que el confinamiento domiciliario depende de lo que marque el Estado y no del Consell.