Esta es la cara B de la situación del Club Deportivo Dénia que viene a confirmar una situación rocambolesca, que acaba por el momento con la dimisión de la Presidenta que según fuentes del Club habría presentado esta misma mañana, después de unos hechos vividos en el interior de vestuarios, cuyas palabras mantenidas en tono fuera de la normalidad trascendieron fuera de los mismos, para pasmo de los que estaban esperando el comienzo del entrenamiento.

La cosa acabó al parecer con palabras fuera de tono que según el Secretario del Club propiciaron una denuncia por intento de agresión presentada por la que ha sido Tesorera (actualmente el desconcierto obliga a hablar en pasado puesto que no hay comunicado ni contacto público sobre el funcionamiento del Club) y mano derecha de la por la propia Presidenta en «funciones»  quien acompañó a la denunciante sin que trascendiera nada más.

En cualquier caso nos vemos obligados a coger con pinzas las confirmaciones y desmentidos habida cuenta de que no existe oficialidad sobre cualquier movimiento en el Club.

Todo esto desmerece el gran movimiento que se está realizando para apoyar a la plantilla a superar la eliminatoria contra el Onda.