En esta nueva edición, Juventud decidió ampliar las posibilidades creativas de los jóvenes y reconvirtió el concurso de grafitis, eje central de la jornada Urbajove, en un concurso de arte urbano, y que ha tenido mucho éxito.

La jornada empezó a las 18 horas, aquellos que utilizaban la pintura para mural o grafitis trabajaron en la zona de la calle Patricio Ferrándiz, mientras que los concursantes que empleaban técnicas con volumen lo hicieron en los muros de la calle la Vía. La temática del concurso giro entorno al Día Internacional de la Juventud.

Además del concurso de grafitis, también se hicieron actividades paralelas como una gincana acuática en la calle la Vía, talleres de cócteles sin alcohol, juegos de habilidades, bailes urbanos y una sesión de música con Dj.