Esta mañana, a través de una convocatoria de prensa, tanto el Diputado socialista por Alicante en el Congreso, Herick Campos, como el Secretario General del PSPV-PSOE en la Marina Alta, Óscar Mengual y el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt han manifestado un no rotundo a los Presupuestos Generales del Estado porque alegan que no hay financiamiento, ni inversiones en la comarca. Es por ello, que desde la formación socialista, proponen reunirse con los del PP para cambiar los presupuestos.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, era quien daba inicio a esa comparecencia insistiendo en reiteradas ocasiones que “continúan ignorándonos y pasando de las inversiones que necesita nuestra comunidad”. Grimalt ha puesto como ejemplo el tema de las inversiones al tren, una cuestión, ha matizado, “en la que siguen engañando a la ciudadanía”.

 

Por su parte, el Diputado Socialista por Alicante en el Congreso, Herick Campos, ha asegurado que se están estudiando y trabajando las enmiendas para el presupuesto, por lo que esperan que en ese momento procesal el PP no calle como ahora y ayude a la comarca de la Marina Alta y al Ayuntamiento de Dénia a conseguir más fondos.

Asimismo, Campos ha lamentado que los Presupuestos Generales del Estado solo planifiquen una inversión de 7,6 millones de euros, lo que supondría una inversión por habitante de 31 euros. En esas inversiones solo se ha tenido en cuenta parte de la variante de Benissa, la pasarela de Calpe o la rehabilitación de la Casa de Sant Josep. También se ha tenido en cuenta una partida para infraestructuras ferroviarias, aunque Campos ha recalcado que “no da ni para los informes”. Lo que sí ha lamentado es que no haya ninguna partida destinada a Agricultura, ni a Medio Ambiente, por no hablar de Interior o Aquamed.

Campos considera que hay una discriminación clara hacia los ciudadanos de la Comunidad Valenciana pero, en especial, a los de la Marina Alta, porque no se está presupuestando lo suficiente para empezar los proyectos, pero tampoco ejecutan lo que presupuestan y, más si cabe, no destinan un financiamiento justo.