Una foto de Renzo en las redes sociales ha abierto el debate de nuevo de jugadores de casa, jugadores de fuera. Renzo, posa con la camiseta del Castellonense y suma la frase “con más ganas que nunca”. Por un lado esa frase es explícita y va dirigida a la Directiva lo que hace Renzo al mismo tiempo es obviar unos colores y un Club, que independientemente de su situación, debe respetaar aunque no se sienta respetado. ¿Cuantos jugadores se marchan por motivos parecidos y no lanzan dardos al Club y a unos colores?. Es evidente que se pierde un jugador, seguramente el más valioso de los canteranos y cuyo juego, si pone en él sus cinco sentidos, es titular indiscutible. Pero Renzo no los ha puesto esta temporada por motivos que él y sólo él sabe. Los demás que estamos cerca del equipo los podemos imaginar, pero nunca será real cien por cien. Adivinar a partir de esa frase es evidente que por ella el jugador responde a no contar lo suficiente, haber tenido algún choque directivo y las exigencias económicas, lo que puede valer para otros casos más o menos parecidos.Eso sí, la renovación por el momento de Panucci y las no renovaciones por el momento de Josep, Molina, Ribes, Maxi, Alex (Voluntaria), dejan abierto el camino a Fran y Campayo procedentes del Juvenil y con una más que buena proyección de futuro. Lo que se plantea aquí es que los jugadores conocen las nóminas de unos y otros y se sienten agraviados por la diferencia que se aplica. Pero también hay que ponerse en la tesitura de la Dirección Técnica y esta línea que lamentablemente se ha ido aplicando desde tiempo atrás, ha tropezado con peticiones incluso de que se les doble la ficha. ¿Se han ganado?. Esa es otra faceta a tener en cuenta. Hay casos individuales como el de Josep, que quizá no ses ese y se le haya abierto la puerta a una cesión, lo que el jugador no ha aceptado. Pero hay casos de jugadores que no han rendido lo que de ellos se esperaba y que por tanto han de calibrar sus peticiones de acuerdo a ello. Como también existe el caso de jugadores que vinieron y no dieron tampoco lo que se esperaba de ellos. Como también hay que valorar que es complicado buscar el ascenso tal como se han reforzado los demás equipos sacrificando la política de reforzar el equipo. Buscar el equilibrio es y debe ser el objetivo de la confección de una plantilla. Vino Poveda, un jugador con clase, caro, pero no mejoró lo que había. esto es lo que hay que evitar. Gema Estrela si se ha ganado el apoyo de buena parte de los socios a pesar de los trompicones asamblearios es por rescatar y confiar en la cantera. La pregunta es si con la cantera mayoritariamente se puede alcanzar el objetivo de la tercera. Así y con todo, el nuevo entrenador, que será Miñana, seguramente, ha de calibrar todo esto y es lo primero que  hay que trasladarle. No podemos ser el At. de Bilbao, pero sí hemos de mantener un equilibrio y lo puede ser de acuerdo a la materia humana que tenemos. Otro cantar es que no sean los jugadores unos HENRYS que ha demostrado una paciencia infinita.

Recuerdo que han renovado, Panucci, Javi, Jordi, Ferrán Monzó, Luis Domenech, Keko, César, y que esperan Molina, que en ningún caso hay que dejar marchar, Maxi, Ribes, imprescindible capitán pensando también en el vestuario, recuperar a Henry y contar con Campayo y Fran. Ya tenemos siete canteranos, ya podemos completar con el nuevo equipo, una plantilla que suma a Guerrero (Villajoyosa), delantero  y Beibel (Novelda) mediocentro.