El viento fue el gran protagonista de la etapa de la Vuelta a la Marina en Benidorm, pero también la lluvia que hizo estragos en un pelotón de 163 corredores de los que apenas poco más de 60 llegaron a meta. Por ello tiene más mérito el del equipo de Dénia que comanda Waldo y con Sergio Torres quien ya se hace temer después de que se impusiera en dos sprints especiales y uno de los pasos de montaña. La etapa la ganó Andrés Gil del Ginestar.
El domingo etapa en Dénia desde las 10 de la mañana.

Waldo cuenta aquí las incidencias de Benidorm y lo que se espera del equipo para el domingo.