El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la aceleración del proceso de vacunación con el adelanto de la inmunización de las personas de edades comprendidas entre los 20 y 29 años, que dará comienzo la primera semana de agosto.

Así lo ha manifestado durante la sesión de control de les Corts en la que ha comparecido para responder a las preguntas de los grupos parlamentarios, y en la que ha subrayado que se va a seguir fortaleciendo el sistema sanitario, adaptándolo a la evolución de la pandemia, con la incorporación de 500 nuevos rastreadores que reforzarán el seguimiento de los casos y aliviarán la carga de trabajo de los equipos de atención primaria.

El responsable del Consell ha explicado que del total de rastreadores, 450 serán nuevos contratos, a los que se sumarán 50 procedentes del Ejército, y ha adelantado que se fijarán dispositivos centralizados de testeo para descongestionar los centros de salud.

Respecto del proceso de vacunación, el president ha asegurado que el 51% de la población a vacunar ya ha recibido la pauta completa, lo que supone que uno de cada dos valencianos esté inmunizado frente a la COVID-19.

Además, el 61,6% ya cuenta con al menos una dosis, porcentaje que se verá incrementado al término de esta semana, dado que está previsto que todas las personas entre 40 y 49 años, la franja de edad más numerosa, habrán recibido al menos la primera dosis. «Ello supondrá haber administrado cerca de 5 millones de vacunas hasta el momento», ha manifestado.

Del mismo modo, siguiendo con las previsiones, entre esta semana y la que viene, Puig ha señalado que se administrarán las 210.000 dosis de AstraZeneca pendientes para las personas entre 60 y 65 años; y la franja de edad de entre 30 y 39 años: habrá recibido al menos una dosis a finales del mes de julio.