El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado el cierre del ocio nocturno a las 00.30 horas, el adelanto de media hora del horario de clausura de la hostelería y la reducción del aforo de eventos masivos para combatir el repunte de nuevos casos en la Comunidad Valenciana. Estas medidas entran en vigor en la medianoche del viernes al sábado, se mantendrán hasta el 25 de julio y responden a la «explosión de contagios» entre los jóvenes, donde la incidencia se ha triplicado en diez días en la franja de 20 a 29 años, y ante la previsión de que puedan aumentar los ingresos en los hospitales.

Además, el Consell pedirá al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana un toque de queda «selectivo y acotado» entre la 1.00 y las 6.00 horas para los municipios con mayor riesgo epidémico. En estos momentos serían unas 40 localidades en la autonomía. Otra de las medidas que va a solicitar al TSJ es la limitación de las reuniones sociales a un máximo de diez personas en la calle y en viviendas.

Las principales medidas anunciadas por Puig son las siguientes:

  • Cierre del ocio nocturno. Los locales tendrán el horario de bares y cafeterías cerrando a las 00.30 horas.
  • La hostelería adelanta el cierre media hora: a las 00.00 se deja de servir y a las 00.30 se clausura. Las mesas en el exterior tendrán una ocupación máxima de 10 personas y 6 en interior.
  • Los espectáculos masivos reducen su aforo de 4.000 a 3.000 en los exteriores y de 3.000 a 2.000 en interiores.

También se reforzará el control contra los botellones, con más vigilancia policial y un cambio de la normativa para considerarlos faltas graves y reducir el horario de venta de alcohol hasta las 20 horas.

En cuanto a la vacunación, Puig ha avanzado en la sesión de control de Les Corts que va a adelantar a la primera semana de agosto la inmunización de las personas de entre 20 y 29 años de edad. Asimismo, ha informado de que esta semana tendrán, al menos, la primera dosis los de entre 40 y 49 años, la franja de edad más numerosa.