Xàbia ha vivido este jueves la celebración institucional del 9 d’Octubre; un acto celebrado por primera vez en una fecha distinta a la festiva y en un emplazamiento también especial, al aire libre; Una plaza de la iglesia repleta de vecinos -algunos ilustres como el cantante Raimon- que se han sumado a la reivindicación colectiva de una historia que sigue viva y al orgullo por una identidad forjada con una lengua, costumbres, territorio y leyes.

El motivo de estos grandes cambios ha sido la intención de hacer coincidir en el tiempo dos momentos estelares del pasado de los valencianos y los xabieros: la constitución del reino de València y la llegada a Xàbia del maestro Joaquín Sorolla Bastida en 1896, hace hoy exactamente 125 años. De hecho, el acto, es el primero de una larga programación conmemorativa dedicada a esta efeméride y ha servido para hacer entrega del premio Vila de Xàbia –que cumple su 25 edición- a la Fundación Museo Sorolla, depositaria del legado del reconocido pintor valenciano.

Ha sido el presidente de la Comisión Permanente de la Fundación, Antonio Mollá, el encargado de recoger el galardón de manos del alcalde, José Chulvi. Un premio que sella la unión permanente entre Sorolla y Xàbia, un “acto de justicia” en palabras del alcalde que tendrá continuidad con el “homenaje duradero y visible a la unión única entre el mar, la luz, el hombre y el pueblo” que supondrá la instalación de una escultura del pintor al que se dedicará el paseo marítimo de La Grava.

A lo largo de la conmemoración se ha podido evocar la impresión que se llevó el artista el 7 de octubre de 1896 a través de un trabajo audiovisual con las cartas que escribió Sorolla a su esposa Clotilde como hilo conductor. También se ha podido disfrutar del recital de piano “Sorolla un imaginario musical” interpretado por la prestigiosa pianista y comisaria cultural, Marta Espinós.

Al acto, presentado por el periodista Artur Balaguer, han asistido varios miembros de la Corporación, ex alcaldes del municipio y una nutrida representación de la Fundación Sorolla, además de la bisnieta del artista Blanca Pons.

En su intervención, el alcalde, ha apelado a la valentía y responsabilidad de todos para mantener viva la historia de los valencianos y las valencianas y para enfrentar los retos que acompañan al “proyecto de futuro que es Xàbia”, un deseo de continuar siendo “un puerto abierto para personas de todo el mundo, que nos mejoran y nos hacen más ricos con su mirada”.

“El espíritu de Xàbia no lo definen los edificios ni las infraestructuras, sino un patrimonio natural, humano, cultural y paisajístico que es único y nos ha situado en una posición privilegiada, en el centro del deseo de miles de personas de todo el mundo” ha convenido el primer edil. “Pero que también es frágil. Y que tenemos la obligación de cuidar de manera decidida. Aunque esto signifique regular algunos usos para garantizar que en el futuro se mantenga como lo hemos conocido nosotros” ha recalcado.

Chulvi ha recordado que el municipio ha sido pionero en materia de conservación en el litoral valenciano y que ahora está dispuesto a seguir siendo valiente y “mano a mano con otras administraciones, tomar medidas que nos protejan de los peligros de la masificación y nos permitan seguir siendo un pueblo que tiene alma, la misma que hace 125 años sedujo al pintor de la luz”.

Financiación y libertad para los ayuntamientos

El responsable municipal también ha puesto sobre la mesa uno de los grandes desafíos para los Ayuntamientos, tener financiación y libertad suficiente para poder ejercer como la administración más próxima.

“Nuestro mayor reto es hacer que nuestros vecinos y vecinas encuentran cada día las condiciones necesarias para llevar adelante su proyecto de vida en Xàbia. Tan fácil y tan exigente como esto” ha resumido. Porque, ha justificado “los Ayuntamientos estamos “lejos de los grandes titulares, pero cerca de la realidad, poniéndole cara, piel y ojos a los asuntos del día a día. Nosotros no vemos estadísticas, vemos personas a las que conocemos, familias con las compartimos la calle y las vivencias más hondas. Y por ese motivo nos rebelaremos tantas veces como sea preciso contra las normas que nos atan las manos y pretenden que el dinero de todos y todas, se quedan parados en un cajón antes de que invertirlos en el servicio de la gente” ha reiterado el alcalde.