Partido cargado de emociones, donde el conjunto dianense volvía al polideportivo municipal tras 14 meses sin poder pisarlo por culpa de la DANA del pasado septiembre de 2019 y primer partido para la nueva dirección técnica, donde Javi Arnau y Esteban Novoa, se enfrentaban a un conjunto necesitado de puntos también, sin tiempo de preparación.

El partido comenzó bien y en el minuto 4, Nico enganchaba una buena volea tras saque de esquina y ponía en el marcador el 1-0. Con mucho ritmo ambos conjuntos generaban buenas ocasiones, pero sería nuevamente el Mar Dénia, quien en el minuto 9 tras un robo de balón en su campo, Omar corría la banda y pasaba al área donde Ferrán anotaba el 2-0. El conjunto visitante desarrollaba una fuerte presión por todo el campo intentando que no salieran con el balón controlado. En el minuto 14 un fallo de marcaje tras saque de banda propiciaba el 2-1. En el minuto 17 tras un corte de balón en propia área el conjunto dianense lanzaba un rápido contragolpe que culminaba David Jaén, salvando la salida del portero por arriba y consiguiendo el 3-1. Un minuto después tras saque de esquina, Ferrán golpeaba con fuerza y David García en puerta de gol, conseguía anotar el 4-1. Restaba un minuto para el descanso y el marcador se ponía de cara para el cuadro local, máxime cuando a punto de finalizar la primera parte, Juanjo convertía magistralmente una falta al borde del área haciendo el 5-1 con el que se llegaba al descanso.

La segunda parte fue diferente, el Penya Esplugues salió de inicio con portero jugador en busca de dar un cambio al marcador y se mantuvo toda la segunda mitad alternando dicho juego. En el minuto 22 la pareja arbitral señalaba un penalti tras falta de Pablo, que aprovechaban anotando el 5-2. El partido se jugaba prácticamente en el área dianense, donde con una defensa muy concentrada conseguían una y otra vez controlar los ataques visitantes, además de contar con la buena actuación del meta dianense, trabajo que en el día de ayer recayó en Sergi Santacreu. En el minuto 38 llegaba el 5-3. Restaban 2 minutos y parecía que la victoria no corría peligro, aunque todavía habría que sufrir un poco, pues en el mismo minuto era expulsado Pablo Tarín tras empujar a un rival sin balón en juego y dejaba en inferioridad a los dianenses hasta el final del partido. La garra y las ganas de victoria, hizo que los locales defendieran ese último minuto y el partido finalizase con el marcador definitivo de 5-3. Otorgando una valiosa victoria que rompe la mala racha arrastrada y da oxigeno al CFS Mar Dénia.

La próxima semana, el CFS Mar Dénia vuelve a jugar en casa y recibirá el sábado 12/12/2020 a las 18.00 horas al CDFS Segorbe.