Esteban se pasó la semana trabajando el juntar líneas a la hora de defender y hoy lo necesitó y se cumplió más que nunca.

Dejó a Fayé en el banquillo y apostó por Palacios y Jaume en los laterales. Este se reventó literalmente y aquel demostró ganarse el puesto. A Ribes lo encrustó en el medio centro y con Ferrán sancionado dio a Peña por compañero a Josep.

En el 37 comenzó otro partido mientras había dominado el Dénia. Una falta de Josep sobre el último atacante calpino cambió el escenario. El dianense fue expulsado y los visitantes aprovecharon el hueco de la barrera de tiro raso (0-1).

Un minuto después igualó Panucci de penalti por manos claras de un defensor(1-1). Tocaba recomponer líneas y cerrarlas bien. Así se frenó al rival con un trabajo extraordinario de Panucci.

En la segunda mitad el Calpe fue por el partido, pero ante un Dénia con la lección bien aprendida cerrando todos los huecos y para cerrar su gran actuación galopada de Jaume que metió el balón casi sin ángulo (2-1).

Otro factor a tener en cuenta fueron los cambios que hizo Esteban. Para hacer daño al rival, primero sacó a Fayé y a Kevin con la orden de defender pero aprovechar las contras ante un Calpe lanzado y tocando bien sus triangulaciones. Y sacó a Juanito para hacerle más complicada al «enemigo» su dominio ante los robos de un Dénia que se vació defendiendo y que acabó sumando tres puntos muy importantes por los resultados dados en la jornada, nada favorables a sus intereses.