Ganó el Dénia un partido importante como los puntos conseguidos tras la derrota en Benidorm. Un partido que sin ser excesivamente bueno, ofreció detalles a destacar. Por ejemplo las ocasiones por las que mereció el Dénia el triunfo no tan apretado. Dos tiros al larguero, un mano a mano de Fayé y una actuación del portero a la que respondió Maxi.

Pero se vio más presión, a un Panucci más arropado, sin duda el mejor, además por estar arropado y atacar con más espacio. Esteban supo manejar a sus peones y los cambios para realizar un pequeño arreón en las postrimerías del partido cerró las posibilidades de la búsqueda del empate por los alicantinos.

Se adelantaron los locales por mediación de Estéfano al poco de comenzar el partido, mto. 8. Un gol que dio más control a los dianenses y que desconcertó al rival que no despertó hasta el minuto 30 aunque con peligro bien resuelto por Maxi

En la segunda mitad el rival tomó el balón y fruto de ello logró empatar en el mto. 20. No se descompusieron los locales y Ferrán cazó, tres minutos después, un balón en el área rival tras saque de esquina. Habían golpeado el larguero dos balones y en un uno contra uno, el portero, el mejor de su equipo, le sacó el balón. También lo hizo Maxi en un par de ocasiones.

Tras el dominio visitante, Esteban mandó sus cambios y presionar al rival sus salidas lo que ayudó a cerrar el partido y conseguir un merecido triunfo.