La Guardia Civil de Alicante, en coordinación con distintas especialidades de la Zona de Valencia y otras corporaciones, recuperaban, este fin de semana, el cuerpo del joven asturiano que salió a hacer senderismo por el Barranc de l’Infern y del que la familia no tenía noticias desde el pasado sábado 4 de septiembre.

A las 09:50 horas del sábado, 11 de septiembre, fue localizado el cuerpo sin vida del varón asturiano de 38 años cuya desaparición fue denunciada por sus padres en Langreo el pasado lunes 6 de septiembre.

Más de cien efectivos de la Guardia Civil se encontraban trabajando en el operativo de búsqueda en la mañana del hallazgo. El cadáver fue localizado en una zona escarpada y de difícil acceso que requería la actuación conjunta entre los grupos de especialistas en rescate de la Guardia Civil y de Bomberos. El dispositivo, que trabajaba de forma intensiva centrada en La Vall de Laguar desde que fue localizado por agentes de la Guardia Civil el turismo del desaparecido al medio día del pasado jueves en un aparcamiento en Fleix, ha estado compuesto por miembros de las distintas especialidades de la Guardia Civil, Bomberos, Policías Locales, Policía Adscrita a la Comunitat Valenciana, la Asoicación Humanitaria USAR-13 y numerosos voluntarios, que han rastreado a pie, en vehículo y helicóptero las inmediaciones.

En estas imágenes se ve el dispositivo especial que ha estado trabajando en la búsqueda:

Las primeras hipótesis apuntan a que el joven sufrió una caída cuando se encontraba realizando una ruta por el lugar.