Con el día 9 y el final del estado de alarma, la Comunitat Valenciana, reducirá las restricciones.

La más llamativa, el toque de queda que se amplía hasta las doce de la noche lo que conllevará la amplitud de horario de apertura de la hostelería.

Igualmente se levantará el cierre perimetral de la autonomía.

En cuanto al número de personas que se puedan reunir se aumenta a diez. La interdepartamental deberá decidir si son de dos grupos de convivientes o no.

En principio las medidas tienen un horizonte, el 24 de mayo, según la evolución de la pandemia.

Estas medidas han sido avaladas por el TSJ.