Portavoces de los distintos sectores integrados en la Plataforma OBRIM EL CENTRE, en
la que están adscritos ya 549 personas afectadas directamente por el cierre de Glorieta y Marqués de
Campo, han mantenido esta mañana una reunión vía ZOOM con representantes políticos del
Ayuntamiento de Dénia con el fin de llegar a un entendimiento que permita avanzar en la superación de
la pandemia y en la mejora integral de la calidad de vida para todos los ciudadanos.
Desde la Plataforma se han aportado diversas propuestas e ideas, como por ejemplo aprovechar
que estos días está cerrada la Hostelería por decreto para abrir el centro y comprobar así si la falta
afluencia al centro se debe a la pandemia o al cierre de Glorieta y Marqués de Campo, o como realizar
una planificación como la prevista en el Plan General, que permita realizar las transformaciones
necesarias para dar viabilidad a la peatonalización definitiva del centro.
De hecho, Antonio Llopis, portavoz de los comercios, ha arrancado el encuentro señalando que la
plataforma ha acudido a la reunión “con la voluntad de sacar algo positivo y que podamos desbloquear la
situación”, dado que tanto el Ayuntamiento como OBRIM EL CENTRE “tenemos los mismos objetivos:
vencer la pandemia y relanzar la ciudad, así que queremos ayudar y apoyar y no hacer de esto un tema
político”.
Por parte de los vecinos del centro, Sara Guntiñas ha expuesto la problemática que acarrea la
inaccesibilidad a las viviendas, tanto para carga y descarga de bienes como para las personas con
problemas de movilidad, así como la sensación de inseguridad que está provocando la falta de
iluminación por las noches y la ausencia de tráfico rodado. También ha puesto de manifiesto la
preocupación que existe entre el vecindario a no poder ser correctamente atendidos por los servicios de
emergencia.
Por parte de los comerciantes, se ha recordado la trayectoria comercial del centro y se ha
indicado todo el esfuerzo realizado en los últimos años para desestacionalizarlo. “A lo que tenemos
realmente miedo”, ha dicho Llopis, “es a que pasada la pandemia nos encontremos con una calle cerrada
que perpetúe el efecto de la pandemia”. Es más, desde la perspectiva de su sector, “no se puede utilizar la
pandemia para perpetualizar una situación negativa, el centro necesita que la calle se abra ya y cuando
tenga todos los requisitos para peatonalizar, seré el primero en apoyarlo, pero con los deberes hechos,
porque hay que hacer lo mejor para la ciudad”.
Por el sector de Hostelería, el portavoz dentro de la Plataforma, José Félix Castro, ha explicado
que con la calle cerrada se ha notado una grave reducción de la afluencia de personas. La Hostelería, que
es el sector económico más damnificado, ha cumplido a rajatabla todas las normas, y por ello ha
reclamado que se pueda abrir con las mesas sobre la acera. “Las aceras de Marqués de Campo miden
cuatro metros y medio, aún poniendo las mesas sobre la acera, quedaría un paso de tres metros” entre
mesas y fachadas, más que suficiente para cumplir las medidas de higiene necesarias marcadas por el
Gobierno.
Con la calle cerrada, en tramos horarios en los que suele haber clientela, ya no la hay. “A la calle le
falta vida y esto algo tiene que ver, aparcar a cinco o diez minutos no es fácil para la gente mayor o para
familias con niños, y de las pedanías limítrofes cada vez bajan menos porque dicen que es muy
complicado el acceso al centro”. Tampoco el portavoz de la Hostelería se ha opuesto a la peatonalización
del centro, pero ha advertido que “esto no es Madrid, no tenemos servicios públicos, como tranvía o
metro, donde la gente puede acceder”, y ha asegurado que “no se puede empezar la casa por el tejado”.
Alberto Morera ha sido el portavoz del sector de los profesionales, si bien ha preferido hablar en
calidad de técnico. El arquitecto ha recordado que el único documento oficial que existe en el
Ayuntamiento sobre la calle es el Plan de Movilidad que incorpora el Plan General Estructura “y que
recomienda que sea un cierre progresivo”. Según ha expuesto Morera, para que la peatonalización sea
exitosa hacen falta tres pilares: una reordenación del tráfico en toda la ciudad, mejorar la carga y
descarga y la accesibilidad al centro y, por supuesto, el aparcamiento.
Ha apostado también por un centro en el que se pueda compatibilizar un uso peatonal en verano,
cuando hay un volumen muy alto de población, con la apertura de las calles en invierno. Además del
peatón, ha dicho, “hay muchas otras interacciones, y la situación en este momento nos muestra que algo
va mal”. En estos días que lleva cerrada la Hostelería “no se ha hecho ninguna prueba en abrir la calle al
tráfico a ver qué pasa, aunque sea para acceder sin aparcar, probémoslo”.
Desde el Mercat Municipal ha actuado de portavoz José Luis Pérez, quien ha alertado que el
acceso al centro de la ciudad, y por tanto al Mercat, con la Glorieta y la calle Marqués de Campo cerrada,
es cada vez más difícil. Aunque es cierto que rara vez se llenan por completo los parkings de La Vía o de
Baleària, lo difícil en realidad es llegar al centro.
Desde su puesto en el Mercat se ofrecen tíckets para estos aparcamientos de forma gratuita a los
clientes que realizan allí sus compras, “pero si no tienen accesibilidad no llegan”, por lo que “hay que
buscar soluciones y hacer un estudio de movilidad, porque cerrar así una arteria principal como la calle
Marqués de Campo es insostenible”, máxime cuando la gente “viene al centro a hacer gestiones, no a
pasear un lunes por la mañana”.
En opinión del portavoz del Mercat, “si estábamos bien teniéndolo abierto, se cierra puntalmente
el centro cuando se necesite cerrar, y en verano, o por las tardes y fines de semana, pero Dénia no tiene
un volumen de personas para cerrar una calle así, aunque se pongan autobuses, porque incluso a
nuestros camiones (proveedores) les es difícil ya entrar en la ciudad”.
Por parte del equipo de gobierno, el alcalde, Vicent Grimalt, se ha mostrado dispuesto a seguir
dialogando si bien ha persistido en mantener cerrada al tráfico la Glorieta y Marqués de Campo. También
ha intervenido la concejal de Comercio, Sandra Gertrudix, quien ha anunciado que la próxima semana se
presentará el Plan de Comercio de Dénia, y el concejal de Gobernación, Javier Scotto, quien ha tomado
nota de los problemas de carga y descarga y accesibilidad del centro y se ha comprometido a estudiar una
solución. Además, ha asistido a la reunión la concejal de Urbanismo, María Josep Ripoll.
Desde la Plataforma OBRIM EL CENTRE agradecemos públicamente al Equipo de Gobierno de
Dénia su buena disposición a mantener este encuentro.