Como se esperaba el nuevo peldaño de la desescalada valenciana iba a ser condescendiente con la hostelería. Y así ha sido. El horario se amplía a las diez de la noche. Sin embargo choca la medida con el toque de queda que no se ha retrasado y se queda en la misma hora.

El resto de las medidas ampliadas afectan al comercio que podrá cerrar a las diez también. Sin embargo las capacidades siguen igual excepto para ceremonias que pasan al 50% mientras la cultura amplía el aforo del 50 al 75%.

El cierre perimetral de la Comunitat se mantiene. Como el toque de queda y los núcleos de convivencia tal como se explica en el gráfico.

Las medidas nuevas entran en vigor este próximo lunes.