El Ayuntamiento de Dénia ha dotado de una nueva imagen a la plaza Valgamediós dentro de su proyecto de hacer del centro de la ciudad un espacio para los peatones, tal y como ha ocurrido en la calle Mayor, la plaza Tenor Cortis y, ahora, la plaza Valgamediós y la calle Pare Pere.

Estas nuevas obras, como otras muchas cuando están recién hechas, parece que no han caído muy bien a parte de la ciudadanía dianense. Es el caso de la plataforma «Obrim el Centre«. Esta, que en principio nació con el objetivo de reclamar la reapertura de Marqués de Campo y la Glorieta del País Valencià para recuperar la circulación de vehículos, ahora ha mostrado su «decepción» a través de sus redes sociales al comprobar el estado de las nuevas obras en Dénia. Aseguran estar «horrorizados y asustados» con el resultado de esta emblemática plaza.

En esta histórica ubicación se ha levantado el centro de lo que antes era asfalto para colocar una acera triangular que forma ese espacio nuevo peatonal donde antes aparcaban los coches y se ha perimetrado con pilones para garantizar la seguridad de los viandantes. Además, la vía de circulación que se ha mantenido es la que va desde avenida València dirección a avenida Alicante.

Desde «Obrim el Centre» han insistido que «no se ha tenido en cuenta ni la accesibilidad ni la amplitud de espacio, perdiéndose así la idea de plataforma única». Asimismo, han añadido, a través de su extenso comunicado en redes sociales, que «se ha ignorado la historia de la plaza y no se ha personalizado respecto a otros espacios urbanos», culpan al ejecutivo de convertirla «en una plaza más».

Imagen ilustrativa de «Obrim el Centre» del antes y después de la plaza

Rápidamente, obtuvieron respuesta por parte del PSPV-PSOE Dénia, también a través de sus redes sociales, quienes tildan a la plataforma de «hacer política escondidos detrás de la máscara de una entidad ciudadana». Del mismo modo, han recordado a los ciudadanos, y en este caso a «Obrim el Centre» que «la plaza de Valgamedios, ni siquiera terminada aún». Eso sí, han sido muy claros y han advertido a la ciudadanía que se cree representada por esta plataforma que «solo defiende los intereses políticos e ideológicos de unos pocos que aspiran a derribar un buen gobierno atacando cualquier iniciativa para conseguir el objetivo de unos pocos: recuperar para los coches, el humo y el ruido la calle principal de la ciudad».