Partido de auténtica locura entre el Dénia Juvenil Nacional y el Tavernes Blanques. Locura que se desató al final del partido.

Debutaba en el banquillo Pedro Noguera tras el cese de Guillermo y el equipo ofreció un plus de coraje y lucha hasta el último segundo del partido. Merced a ello, consiguieron evitar los dianenses la derrota empatando en el último suspiro ya en tiempo de descuento.

El partido se les puso de cara teniendo el balón en los los primeros minutos del encuentro consiguiendo adelantarse en el marcador. El rival no llegaba con facilidad y cuando lo hacía se estrellaba con la defensa, pero en la que tuvo, cerca del descanso, los valencianos lograron el empate.

En la reanudación el ritmo ya no fue el mismo, con el esfuerzo del miércoles anterior, lo que supo aprovechar el visitante para dominar y jugar a la contra. Sin embargo los dianenses supieron sufrir y tener alguna ocasión que malograron y que fueron clave para haber conseguido la victoria. Al menos se salvó un punto en la locura final cuando el Tavernes consiguió lo que parecía el gol de la victoria porque el árbitro ya consultaba el reloj (1-2). Sin embargo, un arreón a la desesperada y ya en el descuento, consiguieron el gol que marcaba la igualada.

Un punto que viene bien tras la mala racha a la espera del potente Villarreal y en la lucha por subir algunos peldaños en la tabla.