Hasta en dos ocasiones, el pleno de Dénia ha aprobado remitir a la Conselleria el Plan General Estructural, un instrumento de planeamiento urbanístico que lleva aparejado, entre otros documentos un Plan de Movilidad que es muy transparente con respecto al centro de Dénia: la peatonalización, sí, pero progresiva, por etapas y tras la implementación de diferentes infraestructuras que quedan muy claramente recogidas en dicho plan.

Con el cierre actual de la Glorieta y la calle Marqués de Campo, el equipo de Gobierno está afectando de forma muy negativa a la accesibilidad de todo el centro y, además, está incumpliendo el mismo documento que ha redactado y aprobado dos veces en el pleno de la ciudad.

En líneas generales, la peatonalización prevista en este Plan de Movilidad incluye la creación de nuevas bolsas de aparcamiento, la reordenación del tráfico y la solución efectiva a la carga y descarga, así como el acceso a las viviendas. En resumen: si se quiere cerrar la calle Marqués de Campo, se tendrá que habilitar los mecanismos necesarios y suficientes para que el tráfico en el centro fluya de otra manera.

No es viable, y así se desprende del propio Plan de Movilidad aprobado por el Ayuntamiento de Dénia, que se cierre la calle sin antes primero planificar, disponer y ejecutar una serie de infraestructuras que ahora son inexistentes, dado que el centro apenas ha cambiado en los últimos diez años.

Como ejemplo de actuación: en el solar de la calle Marqués de Campo se tiene ahora mismo la oportunidad de ampliar el parking de la Vía en un centenar más de plazas como mínimo, y eso sin perder tampoco el proyecto de ajardinamiento que quiere llevar a cabo el equipo de Gobierno.

Cerrar la Glorieta y la calle Marqués de Campo así, a las bravas, y en contra de lo aprobado por el propio Ayuntamiento, está suponiendo la muerte de todo el centro. No son solo esta plaza y esta calle las afectadas. También lo están siendo las calles aledañas: Magallanes (donde está el Mercat Municipal) Colón, Diana, La Mar, Cándida Carbonell, último tramo Pare Pere, Ramón y Cajal, Cop, Plaça del Covent, etc.

Rectificar es de sabios. Por este motivo, una vez más, Obrim el Centre le pide al equipo de Gobierno de Dénia que abra al tráfico la Glorieta y la calle Marqués de Campo, de la forma en que se ha venido haciendo en los últimos años, con periodos en los que es de uso exclusivo peatonal con otros en los que se permite el tráfico rodado y el fácil acceso a las viviendas. Y que abra de esta forma hasta que estén listas todas las infraestructuras necesarias para poder afrontar, si en ese momento se considera conveniente, una peatonalización.

Obrim el Centre Pide, en definitiva, que cumplan con el Plan de Movilidad que, por dos veces, ha sido aprobado en el pleno de Dénia y remitido a la Conselleria.