Durante la noche de este martes, 12 de octubre, algunos vándalos se han enzarzado con destrozar parte del jardín de Torrecremada en Dénia.

Ahora, gracias a las seis cámaras de videovigilancia que instaló el Ayuntamiento de Dénia, con la autorización de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana, el pasado mes de agosto se detectará quién o quiénes han sido partícipes de estos destrozos y se tomarán medidas al respecto. De hecho, el consistorio dianense ya ha pedido las imágenes.

Hay que recordar que estas cámaras se instalaron con el fin de prevenir actos vandálicos y robos, principalmente, alertando a la Policía Local y la Policía Nacional, en caso necesario.