El nuevo canal de la fontana de Xàbia va tomando forma.

14 de abril de 2016
14 de abril de 2016

La generalitat concedió la gestión hace unos años a la empresa Marina Nou Fontana que desde el mes de octubre está trabajando en un proyecto de reforma de una antigua zona de amarres en un verdadero puerto deportivo.

Los trabajos avanzan según lo previsto y la empresa ha dividido el proyecto, que estaba valorado en unos seis millones de euros, en dos fases. La primera de ellas afecta a los amarres de un lado del canal, la segunda a los del otro lado. En uno de esos lados ya están habilitados todos los atraques para las diferentes embarcaciones. Además, está instalando los elementos de decoración, como plantas y elementos de servicios para las embarcaciones como tomas de agua y luz.

En una de esas zonas, desde hace unos días, ya se pueden ver barcas amarradas. No en vano, Marina Nou Fontana cobra todos los meses a los propietarios de embarcaciones que se apuntaron para pedir unos atraques cuyos precios oscilaban entre los 24.000 y los 42.000 euros en función del tamaño de la embarcación.

Junto al puente de la playa del Arenal, Marina Nou Fontana situará el edificio de servicios, cuya cimentación ya está concluida, pero que todavía no ha tomado forma. Al parecer, en el proyecto inicial el edificio contaba con dos plantas, pero el ayuntamiento solo permitirá una. También en el otro lado del puente, se ha habilitado una plataforma que en los mentideros de los hosteleros de la playa del Arenal se temen se destine a un negocio de hostelería.
Otra de las zonas donde está actuando la empresa concesionaria es la rampa de varada. Una parte del canal que tras las obras desaparecerá por completo. Mientras tanto, ha instalado un material anti-deslizante, para evitar que los propietarios de embarcaciones vean como su coche se cae al tirar la barca al mar.DSC08599

Pero tambien, quería comentaros, que la privatización de esta rampa, hizo que el verano pasado muchos propietarios de barcas que no tiene amarre utilizaran la que se encuentra en la Granadella, la única en toda la marina alta donde no hay que pagar por utilizarla. Y es que en el Puerto de Xàbia hay otra, pero está cerrada a cal y canto. Por ello, un grupo de amarristas ha remitido una carta a la Conselleria de Obras en la que piden a la consellera que reabra cuanto antes esa instalación.