La historia se repite. Al parecer un nuevo caso de violencia de género ha ocurrido este martes en Vitoria. Erika, una mujer de 37 años, habría sido degollada por su pareja con la que estaba en trámites de separación, quien, posteriormente, se abría suicidado, según las hipótesis de la Ertzaintza. Su propio hijo, Erika tenía dos, fue quien avisó a las autoridades.

Es por ello, que la Associació de Dones Matria ha convocado una concentración este miércoles, a las 19 horas, en la Glorieta del País Valencià de Dénia, para hacer memoria a la víctima y reivindicar este suceso.

Fotografía: Archivo.