La concejala de Urbanismo, MªJosep Ripoll, ha destacado más inversiones en los presupuestos de 2021 como el aumento hasta los 300.000 euros de los presupuestos participativos.

Respecto a las obras subvencionadas previstas como ya sabemos serán la rehabilitación del edificio de Torrecremada, la reurbanización de la Glorieta del País Valencià y su entorno, así como la adecuación de la plaza Valgamedios.

Además, se contemplan inversiones propias como la creación de los accesos del nuevo CEE Raquel Payà en el camí la Bota, la rehabilitación de la fachada de la Casa de la Cultura, la reforma de la Nau de Llobell, la instalación de alumbrado en la calle Aldebarán y Nova Dénia, la adecuación del pavimento de la cocina de la Residencia Santa Llúcia y del Mercado Municipal, así como la construcción de una rotonda en el cruce Pintor Llorens con la Avenida Marquesado.

En definitiva, Paco Roselló insistía en que estos presupuestos son realistas y en los que se apuesta por la inversión local con la renovación de las instalaciones deportivas, por ejemplo, o con la idea de hacer una Dénia universitaria. El concejal de Hacienda ha recalcado que estos ayudarán a gestionar la crisis sanitaria y continuarán en la línea del programa electoral.