Si durante el Mig Any de moros y cristianos en Dénia, engalanaron los balcones de la ciudad con sus estandartes, acercándonos a San José, las fallas, han comenzado una serie de acciones para que se visualice la fiesta de muchas maneras, claro está que virtuales debido a la pandemia y a que ya se ha descartado la celebración de las mismas de forma presencial en el desarrollo del programa fallero.

Entre estas, ya han comenzado a verse algunas banderas en varias viviendas de la ciudad respondiendo así a una llamada de la Asamblea. Igualmente estos días se sigue escuchando con mucha nostalgia el disparo de carcasas, puntualmente a las dos de la tarde como siempre se ha hecho previo a los días de la fiesta anunciando la misma.