El Ayuntamiento de Dénia ha hecho público un comunicado en el que se confirma que este lunes, 3 de agosto, se detectó un positivo en COVID-19 en la plantilla del personal de la residencia municipal. Es por ello que, inmediatamente se activó el protocolo de seguridad y los residentes se han aislado en las habitaciones. Esto quiere decir que los más vulnerables al COVID-19 tampoco recibirán visitas de sus familiares, algo que ya estaba ocurriendo en residencias de la Safor desde hace un par de semanas.

A partir de hoy empezarán a hacerse pruebas PCR a todos los residentes y trabajadores del centro.

Los familiares de los y las residentes se han reunido en el Centro Social de Dénia para que se les pueda detallar toda la información. Desde el Ayuntamiento de Dénia, en colaboración con las autoridades sanitarias de área, aseguran que gestionarán esta situación cumpliendo rigurosamente con los protocolos sanitarios, procurando la asistencia a los residentes y el soporte que requiere, ofreciendo a los familiares y a toda la ciudadanía la información y transparencia desde que empezó esta crisis sanitaria.