Este fin de semana, como ya se anunció en su día, la Policía Local de Dénia ha intensificado sus controles en el que ha sido el primer fin de semana del levantamiento del cierre perimetral.
De esta forma se ha controlado a 304 vehículos con el objetivo de vigilar el cumplimiento de la obligación de los ocupantes de llevar mascarilla e informar a los turistas de la normativa de prevención de la COVID-19 vigente en la Comunidad Valenciana, es decir, la restricción de la movilidad nocturna y limitaciones en encuentros en espacios públicos y privados, entre otras medidas.
Además, se han interpuesto 3 denuncias por incumplimiento del ‘toque de queda’ entre las 00 y las 6 horas y, otra, por no llevar mascarilla. Aunque resulta un tanto curioso que con lo mal que lo ha pasado la hostelería en los últimos meses, todavía haya gente del gremio que se salte las normas, ya que se ha denunciado a un local de hostelería por incumplimiento del horario de cierre.
Un dron ha sido el encargado de vigilar las zonas susceptibles de recibir una gran afluencia de visitantes, como las playas urbanas de la Marineta Cassiana y la Punta del Raset, donde la situación, durante todo el fin de semana, ha sido de normalidad absoluta.