La Guardia Civil inmoviliza más de 20.000 bebidas alcohólicas por fraude fiscal de una empresa que operaba en la Marina Alta

1 de diciembre de 2022
1 de diciembre de 2022

La Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera han inmovilizado 20.231 botellas de bebidas alcohólicas por fraude a la normativa  sobre Impuestos Especiales en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia. Solo en un almacén de la comarca Marina Alta la cantidad defraudada a la Hacienda Pública ascendería a 30.000 euros y el material inmovilizado en una nave de Ribarroja tendría un precio de venta al público de 138.765 euros.

En el mes de septiembre se recibió en la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante información dimanante de la Guardia Civil de Barcelona (Servicio Fiscal), referida a la realización de diversas inspecciones en comercios de venta al público de bebidas alcohólicas en la referida provincia catalana y que se habrían saldado con la detección de infracciones a la normativa sobre impuestos especiales.

De la información recibida se desprendía la implicación en este fraude de una destilería de bebidas alcohólicas radicada en la comarca Marina Alta, por lo que se procedió a la comunicación a la Agencia Tributaria, como órgano competente en materia de Impuestos Especiales, prosiguiéndose las investigaciones de forma conjunta entre el Servicio de Vigilancia aduanera de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil de Alicante.

En una primera fase, y previa recopilación de la información precisa sobre los hechos investigados, se procedió el día 26 de septiembre por parte de componentes de la Patrulla Fiscal de la Compañía de Calpe, del Servicio de Vigilancia Aduanera en Alicante y de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jávea a la inspección de una fábrica y un almacén en la Comarca Marina Alta, así como una tienda de venta al público de bebidas alcohólicas en el municipio de Ondara, todos ellos pertenecientes al mismo grupo empresarial.

En esta actuación fueron descubiertas diversas irregularidades tales como botellas de bebidas alcohólicas sin las preceptivas marcas fiscales, bebidas con etiquetado fraudulento en cuanto a lote, graduación o capacidad, así como el hallazgo de un importante número de cascos de botellas vacías portando precintas, en perfectas condiciones de ser reutilizadas. Adicionalmente se descubrió un habitáculo oculto, adyacente a la nave. La suma de indicios ponía de manifiesto un ‘modus operandi’ deliberado y recurrente, y una envergadura de fraude tal, que llevó a una segunda fase operativa en la investigación.

El día 11 de noviembre de 2022 se procedió a la ejecución de esta segunda fase, que tuvo como objetivo la inspección de 14 establecimientos en toda la Comunidad Valenciana: Benidorm (5), Calpe (2), Benissa (1), Finestrat (1), Ondara (1), Navarrés (1), Ribarroja (1), Onda (1) y Torreblanca (1). En todas ellas participaron unidades del Servicio Fiscal de la Guardia Civil, del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, así de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

En la práctica totalidad de estas inspecciones fueron descubiertas sendas irregularidades en materia de impuestos especiales análogas a las ya puestas de relieve en la primera fase, todas ellas estrechamente relacionadas con un uso fraudulento de las precintas que deben de llevar adheridas las botellas de contenido alcohólico, suponiendo la elusión del pago del impuesto especial, o en ocasiones un pago inferior al debido en atención a la graduación alcohólica de cada producto en concreto.

La presente actuación tiene gran importancia tanto por el fraude fiscal descubierto en el ámbito de los Impuestos Especiales sobre bebidas alcohólicas, como por la protección de los consumidores y en la lucha contra el fraude y la competencia desleal, en perjuicio del comercio legal de este tipo de productos, evitándose la situación ventajosa que supone para la empresa infractora incurrir en el fraude descubierto, por ver disminuido su coste operativo, a diferencia del de su competencia directa que sería sensiblemente superior. Además, se causa un perjuicio a la Hacienda Pública por la disminución en la tributación que debiera ser percibida conforme a la normativa vigente de impuestos especiales.