La Comunitat Valenciana encara el puente de diciembre con la preocupación de las autoridades sanitarias por la evolución de la pandemia del coronavirus. Tal es así que la Generalitat Valenciana ha optado por una suerte de «blindaje» de la región ante el puente festivo que comenzará el sábado 5 de diciembre y finalizará el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

El decreto que mantiene el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, el toque de queda nocturno, de 12 de la noche a 6 de la mañana, y las restricciones de aforo en la hostelería y los comercios está vigente hasta el mediodía del 9 de diciembre.

El Gobierno presidido por Ximo Puig espera que estas medidas eviten un repunte del coronavirus como el que se registró tras el puente de octubre, aunque en todo caso ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía.

A la espera de que se concreten las medidas en un nuevo decreto, estas son las limitaciones por el Covid-19 que estarán en vigor en la Comunitat Valenciana durante el puente de la Constitución y de la Inmaculada Concepción.