La Generalitat ha solicitado durante la tarde de este jueves en el Consejo Interterritorial de Sanidad un toque de queda que se aplique en la Comunidad Valenciana desde la medianoche hasta las 6 de la mañana, hasta el 9 de diciembre. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado a los agentes económicos y sociales y a los dirigentes políticos la propuesta. El Consejo pedirá que se aplique en todo el Estado y si no hay acuerdo, que se aplique en la Comunidad Valenciana. Los sindicatos mayoritarios y la patronal de la Comunidad Valenciana apoyan en la declaración del toque de queda como medida de control de la pandemia, que permite a la vez mantener la actividad económica.

El presidente de la Generalitat ha asegurado, que aunque el toque de queda es un término que no le gusta, pedirá que se aplique esta restricción en toda España para «acabar con los brotes asociados al ocio desregulado y a situaciones que ahora nos hacen daño», como el ocio nocturno o las reuniones familiares y de amigos. Todo con una finalidad evitar la situación que vivimos en el mes de marzo y erradicar el bicho.

Esta medida favorecería que en Navidad llegásemos a tener unas cifras mejoradas para poder aprovechar de alguna manera las fiestas.