El final del estado de alarma está a la vuelta de la esquina, el 9 de mayo, es decir la próxima semana. Pese a que este hecho ya es evidente, cada comunidad autónoma decidirá cuáles serán las restricciones o no restricciones que deberá cumplir la ciudadanía.

En este caso, el president de la Generalitat, a esperas de reunirse con la Comisión Interdepartamental, plantea la posibilidad de levantar el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana y espera que se pueda ampliar el horario del toque de queda.

La reunión con la Comisión Interdepartamental tendrá lugar a finales de semana y será entonces cuando se decidirá cuáles serán las nuevas restricciones. Eso sí, el president del Consell ha insistido, como ha hecho otras veces, que hay que actuar con «prudencia» pese a que somos la autonomía con «menos riesgo» de contagio en estos momentos de todo el país. Por ello, ha recalcado que la desescalada no será inmediata, es decir, «no se va a pasar a cero restricciones».