En la sesión plenaria de ayer 08 de Julio de 2021, La Eatim de Jesús Pobre aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos, la moción contra el cierre de la única sucursal bancaria abierta en la Entidad Local menor, del Banco Sabadell, que cerrará sus puertas el próximo 16 de Julio de 2021, como así se lo comunicó el responsable regional, además de otras 5 sucursales del resto de la comarca de la Marina Alta.

Después de 50 años de existencia de una sucursal bancaria en la localidad, bajo diversos nombres en sucesivas fusiones, va a suponer la desaparición de un servicio financiero presencial esencial.

La Entidad Local Menor advierte que estos cierres de sucursales en el mundo rural y pequeños pueblos se ha acentuado con la crisis del covid19, y de la reconversión de los servicios financieros a medios digitales, basado exclusivamente en términos de excusas pandémicas, oportunismo, márgenes de beneficios, reducción de costes, que va a suponer la exclusión financiera de un colectivo social vulnerable de la población rural, las personas mayores.

La Eatim de Jesús Pobre no puede estar de acuerdo con esta medida, ni con cualquier medida que pretenda alejar los servicios básicos de nuestros vecinos y vecinas; medida puramente aritmética por parte precisamente de quienes se benefician de nuestros ahorros y operaciones dinerarias, y que fueron rescatados por el Estado hace varios años, todo ello sin calcular mínimamente el necesario enfoque social con el mundo rural y los pequeños núcleos poblacionales.

Para la Eatim, la solución no es el cierre de las pequeñas oficinas bancarias e instalar cajeros automáticos, sino que haya un servicio de proximidad, que genere confianza en la clientela que deposita sus ahorros y recursos financieros, la atención presencial y estrechar lazos de fidelización.

La supresión de la sucursal bancaria a partir del día 16 de Julio de 2021 supone un riesgo relevante de exclusión financiera para una gran parte de la población de Jesús Pobre, teniendo un especial impacto y que supondrá:

  1. Que los vecinos y vecinas de esta población se verán obligados a salir fuera del término local para poder realizar acciones tan necesarias y cotidianas como sacar dinero, pagar un recibo o conocer la situación de sus productos financieros, con el agravante que, en muchos casos, las personas mayores y pensionistas se hacen depender de terceros para desplazarse.
  2. Las evidentes carencias de alfabetización digital para el uso de la banca online, provocando que la digitalización progresiva del sector bancario multiplique los efectos de la brecha digital existente entre zonas urbanas y rurales, así como entre el colectivo juvenil y nuestros mayores.
  3. Los problemas de uso y de seguridad para que nuestros mayores puedan realizar estas operaciones en un cajero.

No es la única reivindicación que realiza la Entidad Local Menor, dado que, ante la creciente situación de cierre de oficinas bancarias en los pequeños pueblos y municipios, sobre todo del interior de la Marina Alta, y en toda la provincia de Alicante, exige la implicación de la Diputación de Alicante.

A tal fin, se insta a la Diputación de Alicante la confección y ejecución de un plan que garantice los servicios bancarios en esta Entidad Local Menor, así como en aquellos municipios carentes de oficinas y cajeros automáticos, y por lo tanto, al inicio de los trámites necesarios para evitar la exclusión financiera de las entidades locales, apostando por modelos público-privados colaborativos mediante:

  1. La colaboración de la Excma. Diputación de Alicante con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para trabajar contra la exclusión financiera en la provincia de Alicante.
  2. La suscripción de convenios con las entidades financieras con quien la Excma. Diputación de Alicante mantenga sus servicios, productos y activos financieros para la reactivación del servicio bancario en las poblaciones con exclusión o en riesgo de exclusión financiera, basado en parámetros de responsabilidad social, ética bancaria y compromiso con el territorio de la provincia de Alicante.
  3. Establecer ayudas y subvenciones para la implantación o mantenimiento de oficinas y cajeros automáticos multifuncionales en dependencias y locales municipales en colaboración con las entidades locales que así lo soliciten.
  4. La convocatoria pública de subvenciones a proyectos, con preferencia para los que tengan un fin de innovación social para paliar la exclusión financiera, tales como oficinas itinerantes de banca móvil, cajeros multifunción para servicios financieros personales, pero también tributación, expedición de billetes de transporte, recibos….
  5. Talleres y formación en alfabetización digital para la población de la provincia de Alicante que disminuya y erradique la brecha digital rural.

Precisamente la colaboración público-privada, así como espacios públicos para la instalación de cajeros multifuncionales y oficinas itinerantes, permitirá reducir la brecha digital, la exclusión financiera del estamento social más vulnerable como son nuestros mayores, la despoblación del interior de la provincia y de los pequeños pueblos, y garantizar servicios esenciales como el financiero, trabajando exclusivamente con entidades comprometidas con el territorio la provincia de Alicante, y con valores de responsabilidad social y proximidad.