Dénia, el fútbol dianense y el empresarial, lamenta el fallecimiento de José Manuel Moñino. El fútbol, porque desde siempre estuvo ligado al CD Dénia. En el equipo amarillo, desempeñó todas las tareas posibles. La más destacada, la de Presidente durante algunos años. Una temporada, protagonizó la anécdota que define su carácter: era Presidente, entrenador, e incluso utillero al mismo tiempo. Ello definía su carácter. Futbolista destacado en sus años de juventud (nació en Orihuela), buen futbolista como gran entendido en el mundillo del balón, destacó igualmente en su papel de Director Deportivo por su conocimiento de los jugadores que recomendaba. El fichaje que realizó más sonado y exitoso fue el de Raimon Waernes, hoy un dianense más. Sus anécdotas llenarían un libro completo.

Pero no hay que dejar de citar su vida profesional. Asesor laboral, montó una asesoría (Gabinet) que hoy regentan sus hijas.

José Manuel Moñino es por tanto un personaje que debe figurar en el libro de los destacados dianenses.