Estell, el águila pescadora que habita en la Marjal de Pego, cumple su primer año

12 de abril de 2022
12 de abril de 2022

Estell, el águila pescadora y la más notable inquilino de la Marjal Pego-Oliva, cumple su primer aniversario el próximo 16 de abril. Una efeméride que el municipio de Pego, junto Oliva, celebrará con emoción y un programa repleto de actos en el paraje natural durante el fin de semana del 16 y 17 de abril.

Se trata de dos jornadas familiares, de 17 a 20 horas, organizadas por la Fundació Migres y que cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Pego y Oliva, así como de la Generalitat Valenciana. Tanto para el sábado 16 como para el domingo 17 se han programado una serie de talleres con los que conocer mejor al ave que reina sobre la marjal, así como el entorno natural que la rodea. También se celebrará, en ambos días, una Gymkana de Pascua. La fiesta culminará con una merienda (la que se celebra en cualquier cumpleaños de niños y niñas, con tarta incluida).

“Además de celebrar el inicio, ahora hace un año, de una aventura tan especial como es la recuperación de una especie, desaparecida durante tantos años de nuestras tierras, se trata de dar continuidad a esta primera pieza de un proyecto importantísimo y emocionante que nos ayuda a conocer mejor la fauna y flora de nuestro entorno natural”, explica la concejal de Medio Ambiente, Laura Castellà. La edil recalca la “importancia de que pequeños y mayores conozcan el proyecto para que tomen conciencia y colaboren en el cuidado de la naturaleza”.

Las plazas para participar en este especial aniversario son limitadas, aunque la cita es importante, no conviene avasallar a Estell, requieren de inscripción previa.

 

Superviviente

“Estell parece que tiene más vidas que gato”, así define Itziar Colodro, miembro de la Fundación Migres, la odisea en la que se ha convertido el primer año del ave rapaz. No ha sido fácil, de hecho las estadísticas juegan en su contra, pues tan solo el 12% de polluelos sobrevive al primer año, “ha sido un milagro, porque a Estell le dábamos un porcentaje de supervivencia de tan solo un 6%”, explica Colodro.

El principal enemigo de esta ave rapaz ha sido el entramado eléctrico que campa a sus anchas por todo el mundo. “En la Marjal hemos conseguido retirar las torres de alta tensión pero cuando Estell realiza largos vuelos, se enfrenta a muchísimas complicaciones. De hecho tuvo un grave percance que le dañó seriamente una de sus patas”, comenta la responsable de la Fundación Migres.

Estell da alas al proyecto de reinserción del águila pescadora en el paraje natural en el que trabajan de la mano el Servicio de Vida Silvestre de la conselleria de Medio Ambiente, la Fundación Migres, los consistorios de Pego y Oliva y la Fundación Iberdrola. “Cumplir este primer año es, sin duda un punto de inflexión, Estell ha aprendido mucho y ahora empieza, empezamos una nueva fase”.