La gota fría ha llevado pareja fuertes vientos que han soplado con una intensidad algo superior a los 100 k/h. Este fenómeno ha sido el más dañino de modo que algunas instalaciones privadas y públicas han sufrido las consecuencias. Algunas fachadas, desprendimientos de tejas, terrazas, chiringuitos en las playas, caídas de árboles y postes de luz o teléfono etc. Pero fue un pequeño tornado el que se formó a hora afortunadamente no peligrosa para la integridad de las personas. Afortunadamente no se han registrado daños personales en todo el episodio aunque un incendio en un trasformador en la Av. de Gandía, obligó a la Policía a desalojar a algunos vecinos de la vivienda afectada. Los más castigados fueron el Poldeportivo Municipal en el se derrumbó una de sus fachadas, y especialmente el Club de Tenis que sufrió muchos daños y derrumbes como se puede apreciar en las imágenes. El Restaurante Fernando en Las Marinas también resultó afectado volando literalmente una de sus carpas e incluso allí volcó un camión en la playa del Raset una de las más castigadas. Igualmente, el temporal sigue destrozando el Ferry Pinar del Río encallado en la bocana del Puerto dianense.