Sólo hay una evidencia a la que seguir para calcular cuando nos vacunaremos y por tanto si se van a cumplir o no las previsiones del gobierno.

Por un lado deberían estar vacunados los mayores de 80 años y todavía quedan algunas personas de esa franja de edad sin recibir la segunda dosis. Dosis que parece estar poniéndose esta semana.

Otra cuestión que ha puesto en duda las previsiones que se establecieron en un principio, por supuesto con la dependencia de la recepción de las cantidades comprometidas, es el ritmo que están imponiendo algunas comunidades frente a otras.

Este martes el Presidente del Gobierno aseguró que para finales de agosto estaría vacunado el 70 por ciento de la población, o sea 33 millones de personas. Pero este ritmo hoy no parece  responder a tales previsiones. Y es que estos días, ha saltado a la palestra y se han ocupado de él, todos los medios, el físico español que ha inventado la calculadora on line para conocer cuando seremos vacunados. Cálculos que establece para confirmar las previsiones del gobierno en 2.500.000 dosis a la semana, o sea, el doble de las que se están poniendo en la actualidad. Otra premisa que depende de las dosis que se reciban.

Otra disyuntiva es la vacuna que se nos va a poner. Porque la esperanza es la llegada de Janssen que con un sólo pinchazo ayudaría a agilizar el ritmo de vacunación: cinco millones de dosis lo que no se corresponde con el millón que se dice, va destinado a la Comunitat Valenciana. Pero el galimatías del calendario, por ejemplo, lo encontramos en Dénia, donde esta martes fueron vacunados los nacidos en 1956 o sea los que cumplen este año 65 años. Seguramente por la disposición de la de Astra Zeneca. Estos debieron seguir vacunándose este jueves y sin embargo han sido citados los nacidos entre 1941 y 1946, o sea, entre los 80 y 75. ¿Se vacunaron todos los de aquel segmento de edad?.  Ahora tocaría el llamado grupo 5. Corresponde a la franja de 79 a 66 años con las vacunas de Pfizer y Moderna y cuando se reciba, la de Janssen, también a personas de condiciones de riesgo. ¿Hemos avanzado entonces?

Lo que no cuadra demasiado es que en fuentes de Sanidad se ha confirmado que igualmente se están vacunando otros grupos como los de 56 a 65 con Astra Zeneca pero las recomendaciones ahora indican que esta vacuna no debiera administrarse a menores de 60 años.

En definitiva, que habrá que seguir muy atentos a los SMS que Sanidad está enviando y será realmente cuando toque vacunarse.

Luego está la irrupción de los problemas habidos con la de Astra Zeneca, que podría dejar de inyectarse a los menores de 60 años.