El juvenil B de Paidos se proclamó campeón después de empatar 2-2 en La Nucía, punto que le valía para ser campeón después de que el sábado, el  Xaloc B perdiera en casa y dejara la liga encarrilada.

El partido en La Nucía comenzaba con el 0-1 nada más empezar de Javi Santacreu, que daba tranquilidad a los visitantes. Tanta fué la relajación, que los locales, conseguirían empatar 1-1 antes del descanso. En la segunda parte los visitantes salieron metidos, y sería un Cadete, Marc mossi, el que anotaría el 1-2. A raíz de ahí Paidos intento controlar el partido, pero en un error a falta de dos minutos, lo aprovecharian los locales para poner el 2-2 definito y que le valía a los visitantes para ser campeón.