Muchos clubes adscritos a la Territorial Valenciana de Fútbol han respondido favorablemente a las quejas y ruegos que dicho organismo ha remitido a la Federación Española de Fútbol para que mediara ante la Generalitat para que volviera este domingo el fútbol aficionado a los entrenamientos. Para poder comenzar en condiciones a competir en marzo. Campaña que ha tropezado con el no rotundo de las autoridades sanitarias del Consell.

Recordemos que este ha prorrogado las restricciones hasta el 1 de marzo, de momento y con ellas el cierre de las instalaciones deportivas. Lo que no cuadra demasiado es que si el fútbol profesional sí disputa sus partidos a puertas cerrada y sin embargo el covid no escapa de golpear a algunos jugadores y equipos, las competiciones siguen adelante amparadas en los controles que se hacen.

La pregunta es si en las categorías nacionales en las que sólo compiten equipos valencianos, como la del juvenil nacional o la división nacional de fútbol sala, se hacen los controles que se estiman necesarios, antes de cada partido.

En el caso del CD Dénia, el equipo tenía previsto comenzar a entrenar este lunes con la necesidad de hacerlo para poder competir en condiciones tras, al menos, una pequeña preparación.