Cayó derrotado el Dénia en Gandía por la mínima. Un gol de los locales en la reanudación en la segunda mitad, la jugada más trenzada y una salida en falso de Maxi, propiciaron la victoria local. Una victoria que costó dios y ayuda a los de la Safor frente a un ordenado Dénia con bajas demasiado importantes para buscar ese algo más.

Recurrió Esteban a un juvenil, Lobo, de calidad y completó en la recta final del partido con tres más.

Cayeron los dianenses ante un equipo que ha ido de menos a más pero al que le puso las cosas muy complicadas.