El  El Club Náutico Jávea ha acogido durante las últimas semanas una concentración de tres regatistas que participarán en los próximos juegos Olímpicos de Tokio, ya que la bahía de Xàbia ofrece unas grandes condiciones para la navegación y la particularidad de la costa y sus acantilados son favorables para poder navegar con diferentes vientos.

En concreto, en Xàbia han participado Ángel Granada (España), Pedro Pascual (USA), Thomas Goyard (Francés), Mateo Sanz (Suiza)  y Radek Furmanski (Polonia), que han contado durante su estancia con el apoyo logístico y técnico del personal de la Escuela de Vela, así como del de Marinera, con el entrenador Gonzalo Boronat como enlace para que su estancia fuera la adecuada y poder atender todas sus peticiones.

Algunos de estos protagonistas han hablado para el Club:

Ángel Granada (ESP 260) ha afirmado que “estas dos semanas de entrenamiento en Jávea las hemos podido aprovechar bastante gracias a las condiciones meteorológicas, vinimos buscando calor y olas y así han sido estas dos semanas, y también tuvimos bastante viento.”

Pedro Pascual (USA 11) ha asegurado que “los entrenamientos en Jávea han sido inmejorables. Hemos tenido todo tipo de condiciones que nos han permitido trabajar diferentes aspectos necesarios. Hemos tenido desde vientos muy fuertes con ola perfectos para trabajar control y técnica, hasta viento suave y racheado ideal para trabajar la táctica en regata”.

El regatista ha continuado “El Club Náutico de Jávea ha hecho una labor impecable en acogernos y hacernos sentir como en casa. Las instalaciones son perfectas para nosotros y han hecho todo lo posible para adaptarse a nuestras necesidades. Además de ser una sede perfecta para nuestros entrenamientos previos a los juegos de Tokio, las vistas y paisajes son inmejorables”.

Además ha destacado que han visitado “los miradores y las vistas al Mediterráneo son espectaculares. Navegar tan cerca de los acantilados de roca es una sensación increíble. Aun estamos organizando los siguientes entrenos pero ojalá podamos volver en junio para el último bloque antes de volar a Japón”.

Por su parte, Thomas Goyard (FRA 3)  ha reconocido que el entrenamiento en Jávea “fue algo nuevo para mi: nuevo lugar, nuevo equipo, nuevos objetivos. Todo salió muy bien, gracias a la gran acogida en el CN de Jávea. Pudimos guardar con seguridad el bote de mi entrenador, mi equipo de windsurf y reírnos directamente desde la rampa del puerto deportivo”.

Asimismo ha indicado que las condiciones “para navegar eran estupendas, el viento clásico del sur estaba funcionando bien, ligero por la mañana y más fuerte hasta las condiciones previstas por la tarde. Con los grandes acantilados y la forma de la costa, el viento se aceleraba o cambiaba de acuerdo con el lugar donde localizamos el lugar  para entrenar. Se han generado situaciones tácticas súper interesantes e hizo que el entrenamiento fuera realmente genial.  Realmente disfruté del viento del norte también, desafiante y ondulado. El lugar es impresionante para navegar con todos los acantilados, cuevas, playas, rincones escondidos. El interior también está lleno de lugares agradables para andar en bicicleta y hacer senderismo, fui a la cima del Montgó con mi entrenador, ¡una vista tan genial!”.

Y ha anunciado que volverá a Jávea del 21 al 30 de Junio para “el último entrenamiento antes de los juegos olímpicos”.

Tras estos entrenamientos, el director deportivo del Club Náutico Jávea, Javier Momparler ha valorado de forma muy positiva el feedback que ha recibido el Club de parte de los regatistas “hemos logrado que su única preocupación fuera los entrenamientos”, ya que todo el resto “ha estado coordinado de manera perfecta por Gonzalo Boronat, el equipo de la Escuela de Vela y el conjunto del personal del Club”.

Momparler ha reconocido que los vientos estos días han “sido perfectos” para estos entrenamientos y se ha mostrado agradecido porque los regatistas hayan escogido el Club Náutico Jávea como base para su camino de preparación de la cita más importante del calendario deportivo.

Asimismo ha apuntado que desde este entrenamiento “el Club ha recibido muchas más peticiones de otros países”, que serán estudiadas en coordinación con la Federación de Vela de la Comunitat y la Real Federación Española de Vela. “Estamos muy contentos de poder acoger estos entrenamientos que nos permiten dar un salto de calidad en la atención a los regatistas de la élite del mundo”, ha manifestado Momparler. Y son un “espaldarazo al trabajo que día a día hace la sección de vela deportiva y un ejemplo para los jóvenes regatistas de nuestro club”.