Desde la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Dénia se ha enviado al Comité de Árbitros de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, a la atención de la presidencia, una carta en la que el consistorio manifiesta «nuestro descontento, decepción y exigencia de reparación respecto a la actuación y la actitud del árbitro» que dirigió el partido que, el pasado 8 de mayo, enfrentó en Alcoy a los equipos de categoría infantil del C.D. Alcoyano S.A.D. «A» y el F.B. Dénia «A».

Durante la competición, un jugador del equipo dianense recibió, por parte de un deportista del conjunto contrincante, descalificaciones de carácter xenófobo, ante las cuales el colegiado mostró «una clara pasividad, nula formación en materia educativa, ya que se trataba de un encuentro de categoría infantil, falta de autoridad y dejadez en la aplicación del reglamento futbolístico y del código arbitral».

Una «clara omisión» de las competencias arbitrales, que incluso se hizo patente en el acta del partido, «en la que el técnico no hace mención del incidente».

Por lo que el Ayuntamiento de Dénia pide al Comité de Árbitros que se adopten medidas disciplinarias contra el colegiado que dirigió el partido y medidas adicionales para evitar que «actuaciones arbitrales de este tipo se repitan, especialmente en los campos en los que se desarrolla el fútbol infantil» y que garanticen «la correcta formación del cuerpo arbitral, no sólo a nivel deportivo y técnico, sino también en materia didáctica, pedagógica y en valores necesarios en cualquier ámbito, incluido el deportivo, como la tolerancia, la igualdad y el respeto por los compañeros».