Desde el Ayuntamiento de Dénia ya lo anunciaron en su día, este año para entrar en la Cova Tallada habrá que reservar su plaza, al igual que ocurre en otras playas de la comarca de la Marina Alta.
Visitar la Cova Tallada es como entrar en un lugar donde parece que el tiempo se para, un lugar donde desconectar de los sonidos de la ciudad.
Para aquellas personas que todavía no la conocen, está ubicada en los acantilados del Cabo de San Antonio. Por ello, y con el objetivo de proteger su ecosistema se ha tomado esta decisión, la de regular el flujo de visitantes y minimizar el impacto.
Por este motivo, la visita a la cueva durante los meses de verano requiere hacer una reserva previa a través del siguiente enlace: http://www.denia.net/cova-tallada
Fotografía: Dénia Turismo