Estas pascuas, al parecer, según los datos facilitados por la Policía Local de Dénia, las restricciones no se han cumplido como debiera. Las tradiciones pascueras han provocado las reuniones no permitidas y así, el alcalde de Dénia, se quejaba en las redes sociales de que el jefe de los agentes desplazados para vigilar las normas covid, se han pasado acudiendo «de fiesta en fiesta».

Vicent Grimalt, literalmente: » la policía ha estado disolviendo y multando encuentros de no convivientes en domicilios particulares que han decidido celebrar la Pascua como si no hubiera gente pasándolo fatal en los hospitales».

También se quejaba de que: «Y ahora volvéis a decirme que dejo de dar lecciones…
Como alcalde, semanalmente me informan de la evolución de la incidencia de la pandemia, que ya vuelve a subir. Como ciudadano, amigo, familiar, conocido tengo personas cerca que han enfermado y otras que, desde diferentes ámbitos, continúan dejándose la piel para sacarnos de esta».

Para acabar agradeciendo a todos aquellos ciudadanos que siguen mostrando su responsabilidad y el cumplimiento de las normas establecidas.