La Guardia Civil de Jávea recibió varias informaciones, procedentes de la colaboración ciudadana, en las que alertaban de las prácticas delictivas de un hombre que pudiera estar dedicándose al tráfico de drogas en esa localidad.

De inmediato, comenzaron a investigar y a realizar vigilancias discretas sobre el objetivo, para comprobar si realmente estaban ante un ilícito penal. De esta forma se constató que, efectivamente, se dedicaba al tráfico de drogas.

Su forma de actuar se pudo definir como de “repartidor” de cocaína, puesto que era él mismo el que se desplazaba a determinados establecimientos de hostelería de la zona, para abastecer a sus clientes. En otras ocasiones, las menos, eran los clientes los que se trasladaban a su casa, situada también en Jávea, donde les proveía de dicha sustancia.

Una vez completadas las pesquisas, y bajo autorización judicial, se llevó a cabo el registro domiciliario en la vivienda, con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Alicante, y el guía canino de detección de drogas,  tras el cual se detuvo al hombre y a su pareja sentimental, perfecta conocedora de la actividad ilícita, por un presunto delito de tráfico de drogas.

En dicho registro se incautaron 74 dosis de cocaína, 12.270 euros en metálico, 3.878 euros en criptomonedas de un monedero digital, documentación falsa, sustancia apta para el corte de cocaína y siete relojes de alta gama.

Los presuntos autores son un hombre de 67 años, de nacionalidad italiana, al que le constan antecedentes por hechos de la misma naturaleza, y una mujer de 56 años, de nacionalidad polaca, que residía con él y era plena conocedora de los hechos.

Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Denia, se ha decretado el ingreso en prisión del hombre.